domingo, 1 de mayo de 2011

# Solemnidad: Anunciación del Señor

  • Iglesia linda, la ANUNCIACIÓN en NAZARET
  • Miguel Pons Morito
    Solemnidad: Anunciación del Señor
    San Lucas 1,26-38: Jesús viene al mundo gracias a la fe entregada de María Virgen, modelo de fidelidad
    Autor: Padre Llucià Pou Sabaté

    Evangelio, Lc 1,26-38: 26 A los seis meses envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, 27 a una joven virgen, prometida de un hombre descendiente de David, llamado José. La virgen se llamaba María. 28 Entró donde ella estaba, y le dijo: «Alégrate, llena de gracia; el Señor está contigo». 29 Ante estas palabras, María se turbó y se preguntaba qué significaría tal saludo. 30 El ángel le dijo: «No tengas miedo, María, porque has encontrado gracia ante Dios. 31 Concebirás y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús. 32 Será grande y se le llamará Hijo del altísimo; el Señor le dará el trono de David, su padre; 33 reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin». 34 María dijo al ángel: «¿Cómo será esto, pues no tengo relaciones?». 35 El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el niño que nazca será santo y se le llamará Hijo de Dios. 36 Mira, tu parienta Isabel ha concebido también un hijo en su ancianidad, y la que se llamaba estéril está ya de seis meses, 37 porque no hay nada imposible para Dios». 38 María dijo: «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra». Y el ángel la dejó.
  • Miguel Pons Morito
    Solemnidad: Anunciación del Señor
    San Lucas 1,26-38: Jesús viene al mundo gracias a la fe entregada de María Virgen, modelo de fidelidad
    Autor: Padre Llucià Pou Sabaté

    1ª Lectura: Is 7,10-14: 10 El Señor se dirigió otra vez a Acaz y le dijo: 11 «Pide al Señor tu Dios una señal, aunque sea en las profundidades del abismo o en las alturas del cielo». 12 Acaz respondió: «No la pediré, no quiero tentar al Señor». 13 Isaías dijo: Escuchad, pues, casa de David: ¿os parece poco cansar a los hombres, para que queráis también cansar a mi Dios? 14 El Señor mismo os dará una señal. Mirad: la virgen encinta da a luz un hijo, a quien ella pondrá el nombre de Emmanuel (cf. Is 8,10: Haced planes: serán desbaratados; dad órdenes: inútiles serán, porque Dios está con nosotros).

    Salmo Responsorial, Sal 40,7-11: 7 Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, no pides holocaustos ni sacrificios por el pecado; en cambio, me has abierto el oído, 8 por lo que entonces dije: «Aquí estoy, en el libro está escrito de mí: 9 Dios mío, yo quiero hacer tu voluntad, tu ley está en el fondo de mi alma». 10 Pregoné tu justicia a la gran asamblea, no he cerrado mis labios; tú lo sabes, Señor. 11 No he dejado de hablar de tu justicia, he proclamado tu lealtad y tu salvación, no he ocultado tu amor y tu fidelidad ante la gran asamblea.

    2ª Lectura, Heb 10,4-10: 4 Porque es imposible que la sangre de toros y machos cabríos quite los pecados. 5 Por eso, al entrar en este mundo, Cristo dijo: No has querido sacrificios ni ofrendas, pero en su lugar me has formado un cuerpo. 6 No te han agradado los holocaustos ni los sacrificios por el pecado. 7 Entonces dije: Aquí estoy yo para hacer tu voluntad, como en el libro está escrito de mí. 8 Primero dice que no ha querido sacrificios ni ofrendas y que no le han agradado los holocaustos y los sacrificios por el pecado; 9 y luego añade: Aquí estoy yo para hacer tu voluntad, con lo que deroga el primer régimen para fundar el segundo. 10 Y en virtud de esta voluntad nosotros somos santificados, de una vez para siempre, por la ofrenda del cuerpo de Jesucristo.
  • Miguel Pons Morito
    El egoísmo y el aburguesamiento impiden ver las necesidades ajenas. Entonces, se trata a las personas como cosas (es grave ver a las personas como cosas, que se toman o se dejan según interese), como cosas sin valor. Todos tenemos mucho que dar: afecto, comprensión, cordialidad y aliento, trabajo bien hecho y acabado...

    f.fCarvajal
      • MCarmen Calderón Berrocal
        EGOISMO. Estamos en una "suciedad" en la que los valores espirituales se han ido por los husillos, en los que la palabra querer en el sentido no de poseer sino de amar, está de más; a la gente no se le tiene afecto, hay cierto tipo de personas que se guardan el afecto, sentimiento, amor..., porque lo tienen así planificado. Es el reino de "El Príncipe" de Maquiavelo, el fin justifica los medios; y por tanto para llegar al fin, hay que sacrificar los sentimientos, las buenas relaciones, etc., aún a sabiendas de que hay personas que profesan amor incondicional, sea éste, del tipo que sea. El amos siempre es amor. No debe desperdiciarse, despreciarse, relegarse, replegarse... en ninnguna de sus formas. Parece que lo que se lleva es subir sociolaboralmente, pero ese "subir", si lo miramos bien, bien visto no es un ascenso, sino un descenso por un rápido por el que alguien se puede accidentar e incluso ahogar. Para ascender hay que ser humilde, hay que subir pero interiormente, porque un ascenso exterior sin un parejo ascenso interior, mucho me temo que es caida libre por un pozo ciego. Pero allá ellos. Esto lo he visto en personas que valen MUCHÍSIMO. Personas que tienen un potencial fabuloso, pero que no hablan, porque si hablan, se escuchan a sí mismos; y además, dan pie a los demás al diálogo; y alguien puede advertir que no es oro todo lo que reluce. Craso error. Pienso que en esta vida, y en otras, estamos para perfeccionarnos, esto es TODO un camino de perfección. Pero hay personas que se encallan en actitudes y aptitudes que no convienen a la evolución, que la frenan; y mirad que algunos tienen un buenísimo corazón, pero carecen de madurez. También hay personas que tienen un extraño sentimiento de sacrificio, de culpa, más bien, e intentan hacerse daño a sí mismo, con sus actitudes y modo de enfrentar las cosas, la vida..., porque cuando sienten o actúan como realmente deben hacerlo, siendo ellos mismos, y de acuerdo con el compromiso que tienen con su conciencia, es decir conforme al compromiso que tienen ellos con Dios, se sienten mal. Y se sienten mal porque la "suciedad" les ha hecho pensar cosas erroneas. No está bien lo que a otros les conviene. Está bien o mal lo que en conciencia sea, máxime cuando la educación y la formación son o han sido en buenos valores y en una ideología católica. Es como la parábola de los talentos. Cada uno debe dar cuenta en la medida de lo que tiene. Por eso cuando alguien es una mina de brillantes, no se puede conformar con ser carbón, como a muchos les gustaría que fuese. Carbón para quemarlo cuando haga falta y hacerlo desaparecer cuando ya no haya más rendimiento que ofrecer. Deberían ser fuertes, duros como el diamante, brillantes en todos los sentidos, quien no es brillante en el plano espiritual, realmente el brillo material lo tiene tan velado que para qué lo quiere. ABURGUESAMIENTO, es lo que hace a la persona que vale a seguir ascendiendo laboralmente, enriquecerse cada vez más, envolviéndose en un círculo vicioso que lo lleva del trabajo al dinero, al poder y vuelta a las relaciones que ahí lo pusieron. Todo esto se mantiene si el grupo borreguero es el que manda, aquí no hay un lider declarado, al lider se lo usa y se lo aborrega y estamos pues ante el triunfo de los mediocres. Y no son mediocres los que no sacan buenas notas o los que tienen un trabajo regular o los que no lo tienen. Mediocre es el que no ve más allá de sus gafas... Que pena ¡¡. Porque este tipo de gente está en altísimos puestos, gobierno, universidad, cargos fuertes...... Y para qué. Para ellos. pues vaya M... ¡¡ con perdón porque aunque no oo digo, todos sabeis lo que encierra esa "M"
        24 de marzo a las 18:47 ·
      • MCarmen Calderón Berrocal
        Sí, vaya miseria humana. La miseria humana más grande es precisamente esa, la que se regodea en su propia miseria, la que nada en ella como pez en el agua, creyéndose que está en los mares del Pacífico, y lo que está realmente es nadando entre tiburones y la playa es arena movediza. No sé si se han dado cuenta que la vida es como un libro, de los de antes, con páginas, cuando una página se pasa, la historia cambia ya, puede ser hasta otro capítulo... SE COSIFICA A LA GENTE. Cómo que nadie es imprescindible. TODOS SOMOS IMPRESCINDILES, porque lo que cada uno de nosotros aporta, personal e intransferiblemente es inaportable por otro ser, humano o no humano. Las personas no son cosas. No se puede decir estoy con este ahora porque me interesa pero cuando este evento o esta circunstancia termine le cierro la puerta. Me voy a reservar la opinión...... en los puntos suspensivos puede quizas entrar lo que andais pensando vosotros... Todos lso seres tienen un valor inigualable. Somos el resultado de mucho tiempo atras, somos el resultado de muchas cosas, muchas las llevamos como herencia genética, otras como herencia espiritual, el alma tiene recuerdos y tiene su "especial ADN" que la define, la configura, la hacer ser así y no de otra forma, nos hace a nosotros ser como somos y no de otra forma, independientemente e iherentemente (a la vez) a las circunstancias de cada cual. Las manos no están para dar bofetadas, están para estrecharlas, para sentir el alma de los otros a través de ellas; y los ojos están para ver y para comprender, para ver el alma, no tanto el cuerpo, como el alma. Pero el ser humano se obsesiona con lo material, y hay que mirar un poco, aunque sea un poco solamente, hacia los místicos, que nos enseñan muchos. Pero na hay que irse muy leljos en la historia, hay místicos cercanos, lo que pasa es que el ser humano tiene otro atributo negativo que lo ciega, más que si cerrara sus ojos: LA SOBERBIA. Hay que intentar ser lo mejor posible y hacer las cosas lo mejor posible. Ser consecuentes con nosotros mismos y estar centrados, en nuestro propio centro, no en el centro que otro quiera, sino en el nuestro propio orientado hacia Dios, cada cual lo puede llamar como más guste. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada