viernes, 22 de abril de 2011

SÁBADO SANTO DE LA SEPULTURA DEL SEÑOR Ayuno y Abstinencia (recomendado)

SÁBADO SANTO DE LA SEPULTURA DEL SEÑOR

Ayuno y Abstinencia (recomendado)
Durante el Sábado Santo la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, nu. ditando su Pasión y Muerte, su descenso a los infiernos, y se abstiene absoluta mente del sacrificio de la Misa, quedando desnudo el altar hasta que, después de la solemne Vigilia o expectación nocturna de la Resurrección, se inauguren los gozos de la Pascua, con cuya exuberancia iniciarán los cincuenta días pascuales.
Liturgia de las Horas: oficio prop. (morado). Vísperas props. del Sábado Santo.
♦ Es conveniente la celebración del Oficio de lectura y de las Laudes matutinas con participación del pueblo. Cuando esto no es posible, prepárese una celebración de la Palabra o un ejercicio piadoso que corresponda al misterio de este día.
♦ Hoy no se puede distribuir la sagrada Comunión, a no ser en caso de viático.
♦ Pueden ser expuestas en la iglesia, a la veneración de los fieles, la imagen de Cristo crucificado, o en el sepulcro, o descendiendo a los infiernos, ya que ilustran el misterio del Sábado Santo, así como la imagen de la Santísima Virgen de los Dolores.
23 SÁBADO. En la noche:
SANTA VIGILIA PASCUAL
Según una antiquísima tradición, ésta es una noche de vela en honor del Señor, y la Vigilia que tiene lugar en la misma, conmemorando la Noche Santa en la que el Señor resucitó, ha de considerarse como "la madre de todas las Santas Vigilias" (san Agustín).
Hurante la vigilia, la Iglesia espera la Resurrección del Señor y la celebra con h )s sacramentos de la iniciación cristiana (CO, 332).
os fieles, tal como lo recomienda el Evangelio (Lc 12, 35-48), deben asemejarse a los criados que con las lámparas encendidas en sus manos esperan el retorno de su Señor, para que, cuando llegue, los encuentre en vela y los invite a sentarse a su mesa.
Esta vigilia es figura de la Pascua auténtica de Cristo, de la noche de la verdadera liberación, en la cual, "rotas las cadenas de la muerte, Cristo asciende victorioso del abismo" (Pregón pascual).
Misa de la Vigilia Pascual (blanco).
Misal: ants. y oracs. props., Gl., Pf. I Pascua "en esta noche", embolismos props. en las PP. EE. No se puede decir la PE IV. No se puede decir la PE IV. Despedida con doble "Aleluya".
Lec.: vol. I, pág. 111.
Gn 1, 1-2, 2. Vio Dios todo lo que había hecho, y era muy bueno.
Sal 103. R/. Envía tu espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra. o bien:
Sal 32. R/. La misericordia del Señor llena la tierra.
Gn 22, 1-18. El sacrificio de Abrahán, nuestro padre en la fe.
Sal 15. R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.
Ex 14, 15-15, 1. Los Israelitas en medio del mar, a pie enjuto.
◊ Sal: Ex 15, 1-18 R/. Cantaré al Señor, sublime es su victoria.
Is 54, 5-14. Con misericordia eterna te quiere el Señor, tu redentor.
Sal 29. R/. Te ensalzaré, Señor, porque me has librado.
Is 55, 1-11. Venid a mí y viviréis, sellaré con vosotros alianza perpetua.
◊ Sal: Is 12, 2-6. Sacaréis aguas con gozo de las fuentes de la salvación.
Ba 3, 9-15. 32-4, 4. Caminad a la claridad del resplandor del Señor.
Sal 18. R/. Señor, tú tienes palabras de vida eterna.
Ez 36, 16-28. Derramaré sobre vosotros un agua pura y os daré un corazón nuevo.
Sal 41. R/. Como busca la cierva corrientes de agua, así mi alma te busca a ti, Dios mío.
o bien:
Sal 50. R/ . Oh Dios, crea en mí un corazón puro.
Rm 6, 3-11. Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere más.
Sal 117. R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
Mt 28, 1-10. Ha resucitado y va por delante de vosotros a Galilea.
Noche de vela en espera de la resurrección de Cristo. Esta noche es noche de estar en vela con las lámparas encendidas en espera del Señor. Es la noche de las noches. Es la Vigilia de las vigilias. La Vigilia pascual es muy rica en signos y símbolos y la Iglesia quiere expresar con toda su riqueza la gran solemnidad que celebramos: La Resurrección del Señor, el paso de las tinieblas a la luz, el paso de la muerte a la vida.
♦ Toda la celebración de la Vigilia Pascual debe hacerse durante la noche. Por ello no debe escogerse ni una hora tan temprana que la Vigilia empiece antes del inicio de la noche, ni tan tardía que concluya después del alba del Domingo. Esta regla ha de ser interpretada estrictamente. Cualquier costumbre o abuso contrarios han de ser reprobados.
♦ Aunque se celebre antes de la medianoche, ya es Misa de la Pascua del Domingo de Resurrección.
♦ No se permite la celebración sólo de la Misa sin los ritos de la Vigilia Pascual.
Ésta puede celebrarse incluso en las iglesias y oratorios donde no se hubieran celebrado las funciones del Jueves y Viernes Santo; y omitirse allí donde se hubieran celebrado. Es de precepto celebrar la allí donde hubiere fuente bautismal.
♦ Es necesario que se respete la verdad de los signos, se favorezca la participación de los fieles y que no falten ministros, lectores y cantores para el buen desarrollo de la celebración.
♦ La práctica de organizar en una misma comunidad parroquial dos Vigilias Pascuales, una abreviada y otra muy desarrollada, es in correcta, como contraria a los más elementales principios de la celebración pascual, que requieren una única asamblea, signo , la única Iglesia que se renueva en la celebración de los Misterios Pascuales. Hay que favorecer el hecho de que los grupos particulares tomen parte en la celebración común de la Vigilia Pascual, de suerte que todos los fieles, formando una única asamblea, puya' experimentar más profundamente el sentido de pertenencia a la comunidad eclesial.
♦ El Cirio Pascual se coloca hasta el Domingo de Pentecostés inclusive junto al altar o junto al ambón.
♦ El Pregón pascual, magnífico poema lírico que presenta el Misterio Pascual en el conjunto de la economía de la salvación, puede ser anunciado, si fuese necesario por falta de un diácono o por imposibilidad del sacerdote celebrante, por un cantor.
♦ Es conveniente que se administre la Comunión bajo las dos especies del pan y del vino.
♦ Los fieles que participan en esta Misa de la Vigilia pueden comulgar de nuevo en la Misa del día de Pascua. Y el sacerdote que celebra o concelebra en la Vigilia, puede celebrar o concelebrar de nuevo el día de Pascua.
La celebración está estructurada en cuatro partes:
1.ª. Lucernario: Bendición del fuego, procesión y Pregón pascual.
2.ª. Vigilia: La Iglesia proclama y medita las maravillas que Dios ha hecho con su pueblo.
3.ª. Liturgia bautismal: Por los sacramentos de iniciación cristiana los nuevos discípulos de Cristo se comprometen a seguirle con fidelidad. La comunidad cristiana renueva su compromiso bautismal.
4.ª. Liturgia eucarística: Es la Eucaristía más importante de todo el Año litúrgico.
Liturgia de las Horas: La Vigilia Pascual reemplaza el Oficio de lectura del Domingo de Pascua. Los que no han asistido a la Vigilia lean por, lo menos cuatro lecturas, con sus cánticos y oraciones (Ex 14, 15 - 15, 1;Cant: Ex 15, 1-6. 13. 17-18; Ez 36, 16-28; Sal 41, 2-3. 5; Sal 42, 3-4; Rm 6, 3-11; Sal 117, 1-2. 16. 17. 22-23; /Mt 28, 1-10).
♦ Los que participan en la Vigilia Pascual no rezan hoy las Completas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada